Cómo comunicar tu marca en Navidad, sin provocar ni una sola lágrima

Personalmente, soy de las que en cuanto se empieza a divisar una bombilla de más en las calles, o detecta una caja de turrón en el súper, me oigo a mí misma exclamando… ‘¡¿Pero ya?!, ¿¿tan pronto??’. La Navidad, que a algunos nos suele ‘asaltar’ (al menos a mí en lo que a la ‘logística doméstica’ se refiere), es un momento del año que, desde el punto de vista de la Comunicación Empresarial, debería planificarse con meses de antelación y sobre todo en lo que a la parte offline se refiere.

El envío de un detalle especial para nuestros clientes, un evento para cerrar el año y en el que reunir a los mejores clientes y colaboradores (si lo hacemos con nuestros empleados, ¿por qué no con los que nos dan de comer?)… Acciones de Comunicación que por estas fechas, seguro que están ya más que planificadas en las empresas de cada uno de los que me leéis.

Ah… ¡¿Qué no?!… ¿Qué este año no da para esos dispendios?… ¿Qué sí que da, pero que se nos ha echado el tiempo encima?… Bueno, que no cunda el pánico. En el online, los periodos de antelación se acortan, y la capacidad de reacción es mucho más elástica. Así que… ¡Comunicación online al poder y raudos y veloces a nuestras redes sociales!.

Pero cuidado, porque no todo es tan fácil. La época navideña puede ser la más complicada a la hora de conectar de verdad con nuestros clientes. Exceso de contenidos en la red (o ‘infoxicación‘) y todos intentando vender apelando a la parte más sensible del prójimo. Un escenario complicado si lo que pretendes es hacer destacar tu marca y no ser una más.

Vale que no vamos con mucha antelación, pero aún tenemos tiempo para hacer una pequeña reflexión y definir cuál es realmente nuestro objetivo a la hora de comunicar en este momento del año, o dicho de otra manera, cómo sacar partido con el pretexto de la Navidad (queridos Reyes Magos, espero que no esteis leyendo este post). ¿Queremos fidelizar?, ¿conseguir más seguidores?, ¿promocionar un producto?, ¿vender?…

Define tu objetivo, y elige tu estrategia de comunicación en las redes:

 

1. Aplica descuentos exclusivos para los seguidores de tu marca, de esos a los que tus fans no puedan resistirse.

 

 

2. Pon en marcha un concurso basado en el envío de fotos o vídeos navideños, o en preguntas tipo ‘¿Qué es lo que menos te gusta de la Navidad?’, o en ‘Cuéntanos tu anécdota navideña más divertida’… (Por cierto, genial esta herramienta para realizar concursos en Facebook: bloonder.com).

 

 

3. Publica contenido temático, es decir, publicita tu producto como siempre, pero dándole ese toque navideño.

 

 

4. Díselo con frases, porque como siempre, ‘el contenido es el rey’, y más si cabe en esta época del año. Publica una frase cada día, decora con un motivo navideño, y no olvides incluir el logo de tu marca. Frases alegres, motivadoras, que ‘huelan’ a Navidad.

 

 

5. Cuenta historias en primera persona, y que tus clientes y seguidores os pongan cara. Una historia, o una simple felicitación, pero que sean las personas del equipo, de tu empresa, las que tengan la palabra esta vez.

 

Navidad y RRSS.5

 

Y a partir de aquí… ¡déjate llevar por el ‘espíritu navideño’!. Calendario de adviento con premios, programas para diseñar tarjetas de Navidad interactivas, una ‘cuenta atrás’ hasta el día 25, recomendaciones y consejos para… ‘no arruinarse en Navidad’, ‘no morir de un empacho’, ‘no matar a tu cuñado en Nochebuena’, etc, etc, etc…

Como veis, opciones hay. Y un público, a pesar de todo, un poco más receptivo en esta época del año, también. Así que… Ponte en ‘modo villancico’ y ¡conecta tu marca con tus clientes!.

4
3 Comentarios
  • Azucena
    diciembre 3, 2015

    Geniales tus propuestas navideñas. Envíanos por favor tu tarifa de precios para hacernos una campaña express. Gracias.

  • GraciaCalleja
    diciembre 3, 2015

    ¡Un placer, Azucena!. Hablamos y me comentas con más detalle qué es exactamente lo que necesitáis para esta campaña. ¡Y gracias!

  • Juanje
    diciembre 4, 2015

    Muy buen post. Y ¡cuánta razón! El día a día nos come y se nos echan encima las fechas. Creo que este año habrá que agarrarse a alguna de las ideas que propones. Pero el que viene… escríbelo en octubre que nos de tiempo a recapacitar y prepararnos. Gracias

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.